Inserisci Menù

Galletas de jenbribre: receta y decoraciones fáciles


¿Os gusta preparar galletas navideñas? Son una buena opción para regalar, que cuesta poco dinero y está hecha con dedicación y afecto. 
A mí me encantan las cookies, y me gusta buscar en internet imágenes de galletas de ensueño, pero claro, luego me topo con la realidad y me doy cuenta que mi reducida motricidad fina no me permite llegar a esos niveles...
Por eso me he puesto a pensar en maneras de presentar las galletas navideñas que sean muy vistosas, pero que no requieran mucha experiencia de decoración con glasé, y decidí probar con las clásicas galletas de jengibre, que nunca había hecho. ¡Así que experimentación por partida doble!

He preparado una corona de estrellas...


Pinitos con lazo...


Mini hombrecitos de jengibre...


Ositos...


y pinitos decorados con glasé...


Yo quedé muy contenta con el resultado, las galletas quedaron muy ricas, y la decoración es sencilla pero llamativa. He usado la receta de las galletas de La receta de la felicidad, aunque la he modificado un poco, agregando algunos ingredientes y quitando otros.
Os cuento cómo he preparado estas galletas de jengibre...

Ingredientes para apróx. 30 galletas

350 gr. de harina 00
125 gr. de mantequilla fría
100 gr. de miel
50 gr. de azúcar moreno
50 gr. de azúcar común
1 huevo mediano
1 pizca de nuez moscada
1 cucharadita de jengibre 
1/2 cucharadita de canela 

para el glasé
1 clara de huevo
230 gr. de azúcar glas
algunas gotas de zumo de limón

Preparación

Tamizamos juntos harina, jengibre, nuez moscada y canela. Agregamos la mantequilla fría cortada en trocitos, y la desmenuzamos con la punta de los dedos dentro la harina, hasta formar una especie de arenilla. Agregamos el azúcar (las dos) el huevo y la miel, y mezclamos con las manos. Al principio os parecerá que la masa es muy seca y no se une, pero seguid trabajándola y veréis que de a poco se compacta. Cuando la masa estará lisa y uniforme, dejamos descansar en la nevera por unos 15 minutos.

Estiramos la masa sobre la mesa de trabajo, a apróx. 4 mm. de espesor. Luego cortamos las formas que más nos gusten y las vamos poniendo sobre una fuente para horno cubierta con papel de horno, un poco separadas, de cualquier manera la masa aumenta muy poco con la cocción. Yo he cortado pinitos, estrellas, hombrecitos y ositos, estos dos últimos con cortapastas con expulsión, de esos que dejan el dibujo sobre la galleta.
Cuando hemos llenado la fuente, la llevamos a la nevera por almenos 15 minutos. Pasado este tiempo, las retiramos de la nevera y hacemos los agujeros en las galletas si hace falta. Yo por ejemplo he agujereado las estrellas y algunos pinitos, para pasar el lazo. Usé el tapón de un rotulador.

Llevamos al horno precalentado a 180º por apróx. 10 minutos, apenas los bordes se empiezan a poner dorados retiramos, de lo contrario se cocinan demasiado y quedan feas.
Dejamos enfriar 5 minutos en la fuente y luego las ponemos sobre una rejilla hasta que se enfríen completamente.

Ahora llega el momento de la decoración. Lo primero es preparar el glasé. Para ello iremos batiendo a baja velocidad la clara de huevo con el azúcar glas tamizado, agregando esta última de a poco. La cantidad de azúcar no es exacta, porque depende del tamaño del huevo que utilicéis. Lo importante es que el glasé nos quede con la consistencia justa; el glasé para delineado debe quedar firme, con una consistencia parecida a la pasta dental, si dibujáis con él no debe perder la forma. Cuando hemos logrado la consistencia deseada, agregamos las gotas de limón, y conservamos cubierto con film. 

Rellenamos con el glasé una manga preparada con un pico nº1 o 2, y comenzamos a decorar. Como veréis no he hecho dibujos muy precisos, porque no me salen ;). Después de terminar con la decoración, debemos dejar secar muy bien el glasé antes de manejar las galletas.

Corona de galletas




Para hacer la corona de galletas preparé las estrellas con un agujero grande en el centro. Luego las decoré muy simplemente con puntitos, rallas, y un zigzag de glasé, y cuando se secaron las pasé por una cinta bonita, que cerré con un lazo. Podéis servir las galletas en una fuente, formando el círculo de la corona, o regalarlas dentro una caja.

Pinitos con lazo



Estos pinitos con lazo son super fáciles y quedan muy bonitos. Simplemente antes de cocinar las galletas, realicé dos agujeritos en cada pinito. Después de cocinarlas y dejarlas enfriar, pasé un lazo por los agujeritos y cerré con un nudo. ¡Listo! ¡Me encantan!

Hombrecitos y ositos




¡Aquí el mérito se lo lleva el cortapastas! Únicamente remarqué un poco algunos detalles con glasé rojo y blanco. El hocico de los ositos lo dibujé con un rotulador comestible.


Pinitos decorados



Estos pinitos son muy sencillos , los decoré con rayitas, puntos, lo que se me iba ocurriendo en el momento. Aquí ganamos con la presentación: si los presentáis en una fuente con piñas, y los paráis apoyándolos en ellas, tal vez creando un triángulo como he hecho yo en la foto, con una línea de varios pinitos en el fondo que va disminuyendo hacia el frente, el efecto es muy bonito. Si los queréis regalar podéis pegarlos a la fuente con un poco de glasé, esperar que se seque bien y luego envolver la fuente con papel transparente.

¿Qué os han parecido estas ideas? También podéis usar las galletas de mantequilla, y decorarlas con color, como he hecho yo cuando os mostré mis galletas navideñas ‟no clásicas”.

Encontraréis muchas más ideas para Navidad en nuestra sección especial.

Os recuerdo que podéis seguirnos también en FacebookTwitterPinterest y Google+, o suscribiros a nuestra Newsletter para no perder ninguna entrada.

¡Hasta mañana!



4 comentarios :

  1. ¡Que casualidad! Yo también he publicado hoy una receta de galletas de jengibre.
    Me encantan las tuyas, sobretodo las de forma de hombrecillo. Son muy bonitas.
    Te dejo las mias por si las quieres ver: http://www.midulcebizcocho.com/2013/12/galletas-de-jengibre-y-canela.html
    Besos!

    ResponderEliminar